3 sept. 2009

Ideas para una novela….



Confieso, -pensaba Rolando- que no he sido una buena persona, confieso además y no negaré la cruz de mi parroquia, que cuando se trata de mujeres este veneno llamado testosterona acelera los pulsos y nubla la mente; galería de imágenes de cuerpos desnudos que al amontonarse terminan siendo uno solo y siempre el mismo; pero desde que Marcia… por ella la vida entera pese a que al menos una vez al día ronda la idea de engañarla; soñar en dar besos que no he dado en esos los labios del pecado…. Pero a la vuelta de la esquina, si duermo sin ti contigo sueño…

Y pensaba yo: ¡Maldita sea estoy enamorado! A la chingada todo, así como que no quiere la cosa, me digo, ¿quién me mandó a convertirme en un adicto a ti? Alguien grita mi nombre en la calle y volteo, me descubro en el otro que me llama ¿quién es? No me importa porque cuando respondo escucho mi voz, y mi voz es la de ella y ella ya no es más uno de mis personajes, ella es la evolución de un sentimiento; ella es por tanto yo y yo, yo pura coincidencia…
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“…Y sin embargo,, cuando duermo sin ti contigo sueño y con todas si duermes a mi lado…” escuchaba Marcia, quien después de mucho tiempo estaba segurísima; no había necesidad de investigar, de cotejar versiones o de pedir explicaciones: Rolando la engañaba, y cómo no, si desde siempre supo que era un hijo de puta que a la primera provocación de una falda en movimiento éste se aprestaba para cazarla; de nada sirvieron los cambios de imagen y ceder antes su caprichos sexuales; aguantarle sus borracheras y o sus malos modos; para nada valieron el asentar la cabeza cuando él se ausentaba sin explicaciones y resignarse a masturbarse mentalmente con quién sabe cuantas cosas.

Así que sin más se decidió a actuar, y al final escribió una carta. Y la carta más o menos decía lo siguiente:
“Como siempre he sabido que eres un cabrón durante los últimos meses y para mi salud mental, he cogido con todos estos hombres:…” Y daba una lista de una decena de cuates con nombres y apellidos. Conocidos y no; “éste porque se parecía a ti”, “de éste no se porqué”, “éste porque tampoco le gustó Rabia, de Jaime” y al final dice algo como “Y en este momento me estoy acostando con éste sólo por despecho…”

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-Para tener referencias y armar los personajes:
Brenda Ríos, “Del amor y otras cosas que se gastan por el uso”
José Ingenieros, “El hombre mediocre”
Joaquín Sabina “Yo también sé jugarme la boca”

-Música de fondo,
Joaquín Sabina “Y sin embargo, te quiero..”
Joaquín Sabina “Yo también sé jugarme la boca”
Ricardo Arjona, “Sin ti... Sin Mi”,
Ricardo Arjona, “El Problerma”, sobre todo estos versitos:

El problema no es que duela,
el problema es que me gusta.

El problema no es el daño,
el problema son las huellas.

El problema no es lo que haces,
el problema es que lo olvido.

El problema no es que digas,
el problema es lo que callas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

UPS, ME GUSTO,ESPERO QUE LA CONCLUYAS PARA LEER EL VERDADERO DESENLACE DE ESTA NOVELA, QUE TIENE MUCHO DEL QUE LA ESCRIBE, JAJAJJAJA

BESOS
DE LA PÍCARA SOÑADORA

Anónimo dijo...

Me gusta mucho lo que ahora escribes.

V.

Anónimo dijo...

Bueno yo empezare en retroseso...

Veremnos ke tal

Saluddos

Jankarlo79 V09

Anónimo dijo...

Pos es una mera idea; no es malo eso de ojo por ojo, acaso la escribirás?

Saludos

Crhis

Anónimo dijo...

ESTA BIEN PERO TENDRAS QUE SUPRIMIR LAS MALDICIONES, HABLAR MENOS DE SEXO Y MAS DEL AMOR QUE TIENE POR MARCIA, QUE SEGUN LEI,ES INMENSO.


BYE
TQM PAPÁ