18 may. 2010

Cápsula de tiempo

¿A poco no tienen una? Qué pena. A sabiendas de que no somos más que la colección de recuerdos acumulados a lo largo de nuestras vidas, todos deberíamos tener una. ¿Si no, entonces qué somos? Además, no nos hagamos, de vez en vez nos llegan las ganas de recordar los “viejos tiempos”…

La mía está incompleta. Tiene algunos detalles de mi infancia y parte de mi juventud. Fotos, cartas, boletos del metro, insignias y hasta envolturas de dulces.

Varias cosas han llamado mi atención: En 1990 escribí mi primera obra de teatro; ese mismo año actué otra de Jorge Ibargüengoitia; el Puebla de la Franja fue campeón de la mano del “Mortero” Aravena; ese año compré “Decade”, mi primer CD de Duran Duran; Anahí Romero Alonso me escribía una carta sobre la amistad, y finalmente yo abandonaba los Scouts.

Ernesto Sabato afirma que vivir es construir futuros recuerdos, y mientras le escribo a Anahí para recuperar nuestra amistad luego de 20 años, escucho a Duran Duran y suspiro por un Puebla que no es ni con mucho un buen equipo de futbol, me preparo en esta angelópolis para ver qué demonios puedo seguir construyendo…

Chacharitas para el café:

--Agradezco a los miles de lectores de este blog que con todas las ganas abuchearon en el Azteca al “Bofo” Bautista cada vez que tocó el balón.

---El “conocido periodista” Igor Petit afirma que en Guerrero hay al menos 10 mil homosexuales.

--“Rambo IV” es sin duda la peor forma de terminar con una saga de películas palomeras; efectos especiales marca patito y un argumento sin ton ni son…

--Maya, llevo tres días seguidos viéndote: “Kdbra”, “Morirse en domingo”, "Los tres entierros de Melquíades Morales”, “Soy tu fan”. Me encantas, pero ¡ya por favor!

--¿Patas de perro o Cronopios? La Maldita estuvo en Guerrero; doce años pasaron para que sacara un disco nuevo…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

QUIERO UNA MÁQUINA DEL TIEMPO PARA REGRESAR A ESO BELLOS MOMENTOS DE MI VIDA, QUE EN MI CASO FUERON EN MI INFANCIA. SIN EMBARGO, NO ME PUEDO QUEJAR, PORQUE AHORA TAMBIÉN SIGO TENIÉNDOLOS, NO CON LA CAPACIDAD DE ASOMBRO QUE PRESENTABA CON LA NIÑEZ, PERO SÍ CON LA MADUREZ.... BUENO ESO DIGO YO. JAJJAJAJA

BESOS Y ME FASCINARON LAS CHACHARITAS.

DALILA

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡ BRAVOOOOO !!!!! Me encantan tus chácharas me cae.
Saludos Richard

Anónimo dijo...

Si, es cierto, todos de vez en cuando regresamos con nostalgia a nuestros recuerdos de infancia; tnx por acordarme de ellos...

Chris